Asesoramiento para administradores de sociedades

¿Es Vd. administrador de una sociedad limitada o anónima?

¿Conoce Vd. sus obligaciones legales y la responsabilidad a la que se enfrenta si incumple dichas obligaciones? ¿Sabe que puede llegar a responder con su patrimonio personal de todas las deudas de la sociedad? ¿Sabe Vd. quién puede reclamarle esta responsabilidad; por ejemplo, los acreedores de la sociedad? ¿Sabe que la Agencia Tributaria puede derivarle la responsabilidad tributaria de la sociedad, de tal manera que la pague Vd.?

Nuestro contacto

Puede ponerse en contacto con nosotros a través de:

Prevenimos los conflictos con otros administradores, socios y accionistas. O los solucionamos cuando proceda.

La administración de una sociedad comprende un conjunto de obligaciones puramente formales a los que hay que prestar una especial atención con el fin de evitar contingencias jurídicas que afecten al administrador o a la sociedad. El derecho de información de los socios, el derecho al dividendo, las obligaciones específicas de diligencia y lealtad de los administradores, las debidas comunicaciones a otros miembros del órgano de administración y la debida formalización de sus acuerdos, entre otros muchos aspectos, son cuestiones que deben ser atendidas y cuyo cumplimiento puede evitar sorpresas desagradables en el futuro. Y todas ellas deben ser atendidas desde el rigor y la formalidad, a cuyo efecto le asesoraremos.

En cualquier caso, si el conflicto llega a plantearse, puede contar con nuestros servicios para solucionarlo, por las vías que en cada caso sean las más oportunas, incluso por vía judicial si es preciso llegar a ella, preparando una completa defensa de su actuación o actuando contra otros administradores, socios o terceros.

Gestionamos las labores de secretaría de la sociedad.

Preparando convocatorias y elaborando actas, organizando los Consejos de Administración, las Juntas Generales y la relación con los socios, promoviendo el nombramiento, renovación y cese de administradores, las operaciones necesarias sobre el capital social, las modificaciones estatutarias pertinentes, los acuerdos de modificación estructural (fusión, escisión, transformación, cesión global del activo y pasivo) que se hayan adoptado, y, en definitiva, cumplimentado sus obligaciones propias del cargo analizando cualquier contingencia y adoptando las medidas correctivas necesarias.

Le asesoramos específicamente en materia de responsabilidad de administradores.

En materia mercantil y concursal, determinando el momento exacto en que resulta obligatoria la disolución de una sociedad, determinando asimismo si existe la obligación de solicitar la declaración de concurso de acreedores, todo ello con el fin de evaluar de forma correcta, y por lo tanto segura para el cliente, su posible responsabilidad y la manera de evitarla o mitigarla.

También en materia fiscal y laboral, evitando que el cliente incurra en cualquier supuesto de derivación de responsabilidad tributaria o de la Seguridad Social, adoptando las medidas necesarias para ello.